Qué son las cuotas de las apuestas

Jun 07, 2018 / 0 comentarios

Si siempre te has preguntado que qué eso de las "cuotas" o si siempre has querido saber por qué en las casas de apuestas pagan determinada cifra y no otra por un resultado, este artículo es para ti. Te explicamos qué son las cuotas de las apuestas deportivas, cómo funcionan y cómo se calculan.

Qué son las cuotas de las apuestas y cómo se calculan

Empecemos por lo más básico: las cuotas expresan la cantidad que la casa de apuestas pagará, en caso de que aciertes tu pronóstico, por cada euro que apuestes. Si por ejemplo tenemos una cuota de 2.5 y hacemos una apuesta de 100€, ganaremos 250€ (100 x 2'5 = 250). Así de sencillo. Ahora bien, ese 2'5 ¿de donde viene? Te lo explicamos.

Las cuotas de las apuestas son lo que en inglés se denomina "odds". Esta palabra tiene distintos significados ('odd' también significa "impar" o "raro") pero, aplicado a las apuestas deportivas, en realidad la traducción sería más bien "probabilidades".

Eso son en realidad las cuotas, son probabilidades. Los profesionales de las casas de apuestas (en inglés "bookmakers" y de ahí los "bookies", que son los que ofrecen determinadas cuotas para determinados pronósticos) son estadistas. Cuando se enfrentan a un evento deportivo aplican la estadística para establecer cuántas probabilidades de producirse tiene cada uno de los resultados que pueden darse en ese evento.

En el fútbol, hay tres resultados posibles: victoria local, empate o victoria visitante (1X2). Pongamos que después de ver los últimos resultados de los dos equipos, los enfrentamientos entre ambos, la plantilla disponible para cada uno, si hay algún título en juego o no, etc., los "bookies" deciden que el equipo 1 tiene un 25% de posibilidades de ganar, hay una probabilidad del 20% de que haya empate y, según el análisis realizado, el equipo 2 tiene un 55% de posibilidades de victoria.

Si sumamos los porcentajes del ejemplo anterior, vemos que hay un 100%. Esto quiere decir que la casa de apuestas ni va a ganar ni a perder. Con el dinero que hayan apostado los que no hayan acertado, se pagarán las ganancias de quienes ganen.

Las casas de apuestas son un negocio y, como cualquier negocio, si no ganan dinero no tienen demasiado sentido. Así que lo que hacen los "bookies" es trabajar sobre esas probabilidades que ha arrojado el análisis que han hecho sobre determinado partido de fútbol, y ajustarlas de manera que sea cual sea el resultado final, la casa gane.

Siguiendo el ejemplo de antes, digamos que al equipo 1 de dan un 32'4% de probabilidades de ganar en lugar de un 25%, al empate le dan un 21'6% y al equipo 2 un 54%. Ahora la suma de los porcentajes es de 108%, con lo cual se queda un 8% de margen de beneficio.

Siempre se ha oído eso de que "la casa siempre gana", y es verdad. La casa siempre tiene que ganar algo para poder seguir funcionando, es lógico. Ahora bien, ninguna casa de apuestas mínimamente seria tiene ninguna intención de engañar a nadie ni de "desplumar" al cliente. Más bien al contrario; a la casa le interesa que el usuario tenga posibilidades de ganar y de que pueda volver a apostar.

Los beneficios reales de la casa de apuesta se van consiguiendo poco a poco con cada operación, y no con las pérdidas de los usuarios. Si los "bookies" hacen bien su trabajo, a la casa le da exactamente igual si el usuario gana o pierde.

Estos son los "entresijos" del mundo de las apuestas deportivas, cómo funcionan las cuotas realmente. Pero en tu día a día como apostante, en realidad lo que te interesa saber es qué es lo que ganas con las cuotas que ofrece un evento deportivo.

Existen dos sistemas principales de cuotas en las apuestas deportivas: la británica (fracciones) y la europea (decimales). Los cálculos son los mismos y lo que ganas también, pero el valor que muestran no es el mismo.

El sistema fraccional te muestra solamente la probabilidad de que algo ocurra. La manera más fácil de entenderlo es si tenemos un evento con dos resultados posibles en el que los dos tengan la misma probabilidad de ocurrir. Esto es 1 posibilidad entre 2 posibles, 1 de 2, que es igual a decir 1/2 o el 50%.

Claro está, normalmente no es tan fácil como que sólo haya dos resultados posibles y que ambos tengan las mismas posibilidades. Para empezar, en los partidos de fútbol hablamos de tres resultados posibles y es muy raro que los tres tengan las mismas probabilidades de producirse.

En este Mundial de Rusia 2018, por ejemplo, para muchas casas de apuestas Brasil y Alemania tienen las mismas probabilidades de proclamarse campeón, sin embargo, las cuotas no pueden ser de un 1/2 o un 50%. Los resultados posibles son tantos como equipos que participan en el Mundial; mientras jueguen hay una opción, por muy remota que sea, de que ganen. De esos resultados posibles, no todos tienen la misma probabilidad de ganar, por lo que el cálculo se complica.

Ese tipo de cálculos ya se los dejamos a los "bookies" y sus conocimientos de matemáticas (que muchas veces no son sino programas informáticos).

Lo que nos interesa a nosotros es el sistema europeo de cuotas de apuestas deportivas. La principal diferencia con el sistema británico, y esto es muy importante, es que no muestran solamente la ganancia sino la devolución total.

A todas las cuotas de las apuestas que veas, les tienes que restar 1 para saber realmente cuál es la ganancia. Ese 1 es en realidad la cantidad apostada, la cual se te devuelve si aciertas tu apuesta.

Por ejemplo, por ponerlo fácil, en una apuesta a un resultado de 2 posibles. Vamos a poner que Alemania y España llegan a la final del Mundial de Rusia y queremos apostar a quién gana el título (sólo quedan dos equipos por lo que apostamos a un resultado entre dos posibles), y que están tan igualdos que las posibilidades están al 50%. Como hemos visto antes, esto sería una cuota de 1/2 en el sistema británico; una fracción de 1/2 se expresa de manera decimal como 0'5. Pues bien, lo que nosotros veríamos es que España a ganar el Mundial se paga a 1.5 y Alemania a 1.5. Si apostamos 100€ a que La Roja será la campeona, ganaremos 150€; pero de ahí hay 100€ que son en realidad lo que nosotros habíamos apostado, lo que ganamos realmente son 50€. Por eso decimos que hay que restar 1; si a 1'5 le restas 1, te queda 0'5 que es lo que ganas realmente (100 x 0'5 = 50).

Antes de acabar este artículo sobre qué son las cuotas de las apuestas, volvemos al punto en el que hablábamos de cómo las casas de apuestas ajustan las cuotas para poder ganarse el pan. Es en ese punto donde Marathonbet se distingue de otras casas. En esta casa creen fielmente en que la mejor de manera de trabajar es con clientes contentos y constantes que hagan sus pronósticos de forma continuada; y para asegurarse de ello sólo hay una forma de hacerlo: que gane.

Marathonbet ajusta sus márgenes de beneficio al máximo para poder ofrecer mejores cuotas, cuotas más altas con las que poder ganar más en el largo plazo. A lo mejor, si en una casa ofrecen una cuota de 2.5 y la de Marathonbet para el mismo pronóstico es de 2.57, no te parece una gran diferencia. Pero si apuestas 100€, con una ganas 250€ y con la otra 257€; esos 7€ de más sumados cada vez que aciertas... sí son una gran diferencia.

HAZ TUS PRONÓSTICOS PARA EL MUNDIAL DE RUSIA EN MARATHONBET Y GANA MÁS CON LAS CUOTAS MÁS COMPETITIVAS

Total votes: 0